Los sulfitos se utilizan en muchos alimentos para diferentes funciones:

 

  • anti oxidantes (acción sobre el color, preservación)

  • antisépticos (matar bacterias, levaduras)
     

Los sulfitos pueden ser naturales (producidos por levaduras, lo que explica por qué "no se han agregado sulfitos" pueden contener sulfitos) o agregados

 

 

1) EN EL VINO:


las regulaciones del vino imponen los siguientes límites:

  

Regulación CE del vino mg / l
Rojo seco 160
Blanco seco y rosado 210
Espumoso 210
dulces 400

 

Algunos se ven obligados a poner grandes dosis de SO2 para evitar que sus vinos fermenten en la botella o que las bacterias desarrollen sabores desviados (mordida acética o láctica).


En particular, es probable que los jarabes que contienen azúcar, una fuente de energía para las levaduras, reinicien la fermentación.

Es este fenómeno el que se usa en el champán para producir dióxido de carbono (segunda fermentación)

 

 

La dosis necesaria de sulfito es más fuerte ya que la acidez del vino es baja (por lo tanto, pH alto).

 

 

2) EN LA COMIDA

 

vea los excelentes artículos de Bertrand Waterman sobre el tema: https://les-sulfites.com/danger-ils-sont-partout/

 

 

INFORMACIÓN sobre el contenido de sulfito:

 

Única obligación de los productores: mencionar si el contenido es superior a 10 mg / l

 

 

 

Una solución para evitar problemas potenciales: verificar la tasa de sulfitos